La suma en ABN responde a un principio muy sencillo; agregar uno de los sumandos al otro. Es por esto que el formato que se usa es una tabla de tres columnas: la cantidad que se agrega, lo que va quedando de sumando que se agrega y lo que va resultando de esa agregación. Cuando ya no queda nada que agregar, se termina la operación.

Podemos verlo en un ejemplo de segundo de primaria:

Se opta por eliminar la mayor parte del primer sumando: se agrega 200. En la siguiente columna coloca lo que queda del primer sumando, y en la tercera lo que resulta tras esa suma o agregación.

En el segundo paso, que tenemos a continuación, agrega 20 (es necesario resaltar la importancia de dominar los amigos del 10, 100, etc. para así completar decenas o centenas y ayudar a la simplificación de los cálculos al alumnado). Le quedan 74 y el sumando resultante es 707.

El siguiente paso, gracias a completar la decena en el paso anterior, es sumamente sencillo. Se agrega 70, quedando 4 y sumando 777.

Para terminar la operación, se agrega los 4 restantes obteniendo un total de 781.

Es obvio que el empleo de este formato requiere un cambio importante de modelo. Principalmente esto se debe a que se deja de trabajar con cifras y se realizan los cálculos con números. La necesidad de trabajar la tabla de sumar, y de extrapolar los cálculos de las unidades a las decenas y centenas, se hace sumamente necesario.

Para finalizar, vamos a resumir en cuatro las ventajas del uso de este formato:

  • Cada alumno va a su propio ritmo, pues no hay una sola manera de resolver la suma. Y el alumnado adaptará los cálculos a su esquemas mentales para que le resulten más sencillos.
  • El orden de abordaje es indiferente. No importan si pasan los números del primer al segundo sumando o al contrario. Incluso no importa si en mitad de la operación se cambia el sentido.
  • Hay flexibilidad en cuanto a los órdenes de unidades y los cálculos. En el ejemplo anterior el alumno desdobló el 90 en dos cálculos, completando primero una centena con 20, y después sumando 70.
  • Capacidad de compensación entre sumandos, posibilidad más avanzada que aparece cuando el alumnado ya es bastante experto en el uso del algoritmo.

Fuente: Enseñar Matemáticas a alumnos con necesidades educativas especiales. Jaime Martínez Montero.