Hoy en clase de matemáticas de primero, hemos llevado a cabo un concurso por equipos con un monstruo descomponedor. En primer lugar hemos descompuesto, a modo de ejemplo, el número 10. Es un número muy sencillo para ellos al llevar tiempo trabajando, con perchas y palillos, los amigos de éste.


Posteriormente cambiamos a un número algo mayor, el 45. Una vez repartidos los palillos por equipos de cuatro alumno/as, dejamos unos momentos para que acordaran las descomposiciones. La gran cantidad de combinaciones hizo que tuviéramos que borrar varias veces para poner nuevas. He aquí una muestra de algunas…