Esta operación agrupa en una sola el cálculo que, anteriormente, era necesario hacer en dos pasos, donde el segundo se realiza a partir del resultado del primero, lo que dificulta la comprensión del problema y su realización.
Mediante el algoritmo ABN, podemos expresar en una única línea el argumento del problema para poder operar directamente sin cálculos intermedios.
Partimos nuevamente de la idea de que hay muchas posibilidades de resolución y de que no existe una mejor que otra.
En lo que podemos ayudar es en mostrar diferentes caminos o modos de actuación, dejando que siga el que crea más adecuado.
Por ejemplo, podemos sugerirle:
• Que haga primero una operación y luego haga la siguiente.
• Que agrupen todo lo que tienen que sumar y después efectúen la resta.
• Que agrupe, de los sumandos, las cantidades que le resulten cómodas para restarlas a la cantidad que hace la función de sustraendo. Por ejemplo, si tiene 15 + 12 – 6, puede coger 5 (del 15) y 1 (del 12) para formar un 6 y quitárselo al sustraendo.
Anuncios